MACROPARTÍCULAS DIVINAS
Cada ser humano y ser viviente tienen estas macropartículas, los seres humanos somos privilegiados cuando en nosotros está el poder de materializar las cosas, en nosotros prima una micropartícula divina que es la micropartícula de Dios, o sea una parte de él que está en nosotros, cuando el ser humano se enferma es un deterioro físico, emocional, existencial, cuando una persona está enferma se buscan los medios para que se cure, primero que todo la medicina, pero la micropartícula que lo acompaña está en el aura humana y una parte de ella en el alma humana

Los seres humanos poseemos un alma individual, los animales no, ellos tienen un programa genético, todos los elementos vivos de la naturaleza son creación de un gran Dios, catalogar a algunos animales y formas de vida como malignas no, cuando un ser humano está enfermo y la medicina no obra comienza a pedirle a Dios que lo saque de esa enfermedad, así la persona no sea muy espiritual ella se ve con el deseo de pedirle a Dios
Esa micropartícula hace un proceso pulsante en nosotros, cuando al persona va enfermando esa micropartícula se va debilitando, “solo creyendo en Dios hacemos que el exista”

Hay que distinguir los niveles diferenciales espirituales para encausarnos en lo que queremos en la vida y así la micropartícula aumenta, se sabe que debemos ser pacíficos, espirituales, debemos ser longevos, debemos reorganizar la parte orgánica, debemos tener un estado inspiracional, debemos sentir a Dios en nuestro interior, nada de esto sucede, somos lo que algún día alguien va a llegar a ser, en los estados espirituales estamos enredados y confundidos, las cosas materiales no tienen una micropartícula divina de Dios
Nosotros hoy en día consideramos que un computador, un celular vale más que una persona, anteponemos cosas sobre personas, no reconocemos los estados espirituales y así nos matamos incluso por cosas materiales, las ganas de poseer todo lo material nos llevan a cometer este error

Cada uno de nosotros somos expertos en decir lo que vemos de los demás, cuando estamos en un estado enfermante, una enfermedad, la parte racional es acudir al médico, cuando él le da el protocolo de medicina, usted debe hacer caso a lo que le medican y le indican, la micropartícula divina desarrolla estados frecuenciales de cada órgano, es cuando se dice que el poder sanador está adentro
Cuando una persona está enferma es correcto pedirle salud a Dios pero en la base frecuencial alta, no llorando, ni diciéndole que nos vamos a morir, la micropartícula desarrolla estados de sanación propia
Es un estado donde la persona hace unos procesos de pulsación, todos los seres humanos que estamos acá la tenemos, solo en la historia de la humanidad hay dos seres humanos que han resucitado, Jesús y María, cuando una persona muere no tiene la micropartícula divina, debe haber algo supremo para inyectar la micropartícula divina
Esta micropartícula pulsa 10.000 veces al día, esto dividido 24 horas al día da 416 veces por hora y 7 veces por minuto, cuando una persona está sana se dan estas pulsaciones por hora, si está enferma estas pulsaciones se reducen a la mitad, así mismo los órganos no reciben el estímulo energético adecuado, pero ¿porque se reducen a la mitad?
La persona dice y acepta que la enfermedad se la mando Dios y micropartícula fricciona con lo que en realidad es, si estamos enfermos no debemos decir que Dios nos puso la enfermedad sino que Dios va ayudarnos a salir de ella, culpamos a Dios de ella, él es un componente puro de energía que provee al ser humano de los mejores estados espirituales y materiales
Si tenemos una micropartícula divina es para que nos mantenga vivo desarrollando todo lo que deseamos hacer como seres humanos
*Si decimos que la enfermedad nos vino de Dios la micropartícula disminuye a la mitad
*Creo que a través de esa enfermedad Dios me va a matar, esto hace que disminuya más la micropartícula
La micropartícula divina se alimenta de estímulos reflejados por el amor propio, el amor a un gran Dios, esta micropartícula divina no obedece a los conceptos religiosos ni de oración, es individual en cada ser humano y se desarrolla o se anula en cada ser humano
No necesitamos a Dios para todas las cosas
Cada vez que pidamos la ayuda de Dios para cosas banales la micropartícula tiene un exceso de pulsaciones, si pedimos a Dios algo banal la micropartícula se deteriora, cuando usted entienda que a Dios no hay que pedirle cosas banales sino que el debe ser invocado para cosas supremas que no tienen solución terrenal es que su micropartícula va a desarrollarse
En un estado espiritual alto la micropartícula pasa de 10.000 a 35.000 pulsaciones al día, por hora 1458 y 24 por minuto
Cuando un ser amado muere el alma se suelta, muchas personas mueren de pena moral, si una madre muere se siente en la parte abdominal, usted puede tomarse 1000 pastilla y no se cura el dolor, la micropartícula divina comienza a ocasionar un desorden emocional porque murió un ser amado, esa micropartícula divina desarrolla estados de iluminación, el Dios interno que tenemos nos da la forma para modificar nuestro entorno
Con el purificador de alma número 4 que estamos trabajando podremos desarrollar nuestro propio sistema de sanación interna, si tenemos un tumor podemos desmolecularizarlo, en este momento estamos preparándonos para llegar a esta etapa con la primera parte del purificador numero 4

Si el ser humano llega a las 2500 pulsaciones por día, quiere decir que está muy enferma y no presenta mejoría, el cuerpo está trabajando solo y no ayuda divina que lo está impulsando, le está dando el mínimo de energía a todo el componente humano, se deteriora el ser humano en su parte física, si a esto le añadimos que se hagan protocolos malignos la persona puede llegar a la muerte
El estado de micropartícula divina funciona con las pulsaciones de esta, pero ¿qué significan las pulsaciones? las pulsaciones son el grado de permeabilidad que tiene el organismo al recibir la energía de un mundo supremo espiritual creado por Dios, indican que dentro del núcleo del alma esta la micropartícula divina y que cada vez que pulsa suelta determinada energía para diferentes órganos, obedece a los estímulos espirituales, cuando alabamos a Dios la micropartícula divina se estabiliza enormemente, si usted dice la adoración esto hace que la micropartícula divina genere las pulsaciones adecuadas para usted

Conscientes del infinito AMOR A DIOS. Esperamos de ustedes una aproximación mayor a ÉL. Confío que esta información sea provechosa en la búsqueda de sus ideales basados en la evolución y respeto, solo así alcanzaremos una gran sensibilidad y un alto grado del desarrollo del SER. BRISSA AVHALON

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here