Lo que pensemos y deseemos se vuelve magnético y regresa a nosotros con mucha más fuerza, si pensamos cosas negativas eso mismo vamos a recibir, si pensamos cosas buenas y tenemos pensamientos positivos eso mismo vamos a recibir y a percibir.

Si un dios creador fue capaz de crearnos en el estado de evolución del alma la que nos mantiene vivos, debemos ser conscientes que tenemos una fórmula majestuosa y perfecta para transformar las cosas, no somos Dios pero podemos crear a escala de Dios nuestras realidades.

Si Dios crea y modifica el entorno, así como cambian los elementos naturales nosotros podemos modificar nuestro entorno y nuestro organismo, nuestro sistema lumínico es a escala y semejanza de un gran Dios.

Nosotros a escala de realidad personal o el entorno podemos transformar  a imagen y semejanza de Dios.

EVOLUCIÓN

La vida como seres humanos no es producto de la casualidad, es el resultado de perfectos sucesos desencadenados por el poder universal, (Dios) que busca mejorarse para lograr su infinita conservación (evolucionar) y esto lo logra al formar seres individuales diferentes completamente, capaces de razonar y con el poder de seguir creando porque pueden modificar su entorno, por esto quien busca a Dios se busca a sí mismo, porque busca las respuestas dentro de su razonamiento y al entenderse puede llegar a usar todo a su favor o sea en beneficio de todo.

El propósito de la vida no es el “sacrificio” lo que nos enseñaron acerca de eso está equivocado, hay unas malas realidades que están compenetradas dentro del proceso de la creación, en el universo existen las realidades buenas y malas, no los problemas, la realidad está dentro del plano de creación, pero el ser humano puede o no acabar con los problemas, uno de los propósitos de las malas realidades que son producto de la maldad, bondad, negativismo, mala suerte, es que usted reaccione y active el poder de invocación y decreto que usted no ha podido encausar.

Cada vez que tenemos una mala realidad involucramos a todo el mundo, pero debemos reactivar el cerebro y programarlo para que comience a manifestar el poder de invocación y decreto y usted poder tener activo el poder de invocación y decreto y así conectarse con el universo.

Una persona que muere en un accidente la última escena que le queda en el cerebro son los últimos 15 segundos antes de morir, la persona es enterrada pero su cerebro sigue vivo determinado tiempo enviando ondas gravitacionales al universo, se convierten en ondas al universo, cuando la persona muere estos 15 segundos tienen una información densa aproximada de 62 gramos, cuando llega a peso normal es gigante su peso.

La persona que piensa lo malo constantemente, las madres que tienen un hijo que tiene moto y solo piensa que se va a accidentar o a matar en su moto sus pensamientos son consecuentes con esas realidades, cada vez que esa realidad se repite se vuelve más común cada vez por repetición.

El ser humano basado en el miedo atrae las malas realidades cuando piensa y repite cosas negativas no solo para el mismo sino para sus allegados, no se deben pedir las cosas malas ni para uno ni para nadie, hay personas que tienen el alma tan dañada que se desean ellos el propio mal.

“El universo reconoce el potencial de vida del ser humano y apoya ese potencial de vida con las realidades que están acordes a nosotros”.

El ser humano no pide mejores oportunidades al universo, no pide más vida, no pide mejores realidades, el universo reacciona cuando el ser humano pide de manera diferente.

´´En Sintonía´´

CAMBIANDO EL PLANETA

CHANNELING INTERNACIONAL – MENSAJERO DEL UNIVERSO

MEDELLÍN

444 24 61 – 251 43 44

BOGOTÁ

226 11 50 – 226 11 39

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here