En un universo eterno, en un mundo espiritual eterno y radical y absoluto se reconoce el componente de vida como los componentes de base evolucionaria para que cada ser vivo existente en los diferentes planetas comandados por un gran Dios evolucionen y permanezcan con la integridad del bien dentro de él mismo.

Dentro del punto de vista de nivel de ser humano con el universo el ser humano reconoce que tiene diferentes falencias para no permanecer vivo, ni sano, ni feliz pero también ese ser humano cuando busca la verdadera evolución y busca el real componente de vida empieza a sentir, a creer y a vivir diferentes realidades espirituales dentro de un mundo material.

Dentro de todos los componentes de base evolucionaria como somos los estados evolucionarios del universo del planeta tierra y entre ellos indica que el ser humano es uno de los potenciales a evolucionar dentro de una característica humana, sublime, espiritual y eterna.

Se mantiene el bien en el planeta tierra y se hace un llamado también a la raza humana para que piense en bien, para que así mismo el pensar cree una acción y una realidad del bien, se piensa bien, se actúa bien, se hace el bien y se cree en el bien absoluto llamado Dios.

Se radica también que el ser humano que lleve consigo en su interior una serie de prototipos de evolución ese ser humano merece tener el cambio en la vida que él necesita, merece evolucionar y merece también tener un estado de evolución propia espiritual y un progreso material, social y económico.

Se evoluciona no solamente para salvar el alma sino también para salvar su cuerpo, para liberar el cuerpo de emociones negativas, se evoluciona también para evitar enfermedades graves que ayudan a que ese ser humano no pueda evolucionar a la velocidad que necesita.

El ser humano que reconozca a Dios como un potencial para conservar en todo su interior, el ser humano que reconozca un Dios como base suprema de todo lo bueno, el ser humano que reconozca a Dios como ser absoluto creador y que se niega de él todo lo malo que le llega a un ser humano es un ser humano que propiamente está en un estado de evolución media-alta.

Se mantiene vivo el ser humano cuando se reconoce que dentro de él hay un Dios interior y que este Dios interior va a guiar todos los procesos buenos de ese mismo ser humano.

Se mantiene vivo el ser humano para que ese mismo Dios interior fragmente los aspectos de mal y los excluya dentro del mismo bien que tenía anclado.

Se mantiene vivo a ese ser humano porque cree en un Dios y que ese Dios le va a proporcionar también los atributos espirituales a través del alma para que este ser humano sea un ser humano longevo, iluminado, próspero y con una base espiritual superior.

Se mantiene vivo al ser humano cuando este mismo ser humano reconoce que debe cambiar arquetipos espirituales que no lo han llevado a una mejor evolución.

Se reconoce y se mantiene vivo a ese ser humano cuando reconoce el daño que hizo anteriormente o que se hizo anteriormente basado en prácticas de ocultismo, basado en prácticas dañinas que atentan a otro ser humano y al mundo espiritual.

Se mantiene vivo al ser humano cuando pregona en su interior que ama a Dios y que sabe que él existe por sobre todas las cosas vivas materiales buenas.

También se mantiene vivo a ese gran ser humano cuando reconoce que ese Dios sólo le va  a otorgar las cosas buenas que él merece porque es una retribución espiritual-cuántica cuando uno reconoce ese ser bueno llamado Dios como base fundamental de todo lo radical bueno.

Se reconoce también que ese ser humano merece la eternidad cuando reconoce que la muerte sólo existe para la gente o para las personas que pregonan el mal sin ninguna causa justificada y que pregonan el mal sin ningún arrepentimiento.

Se mantiene vivo a ese ser humano cuando implora a un Dios un cambio trascendental en su vida sin mencionar las fases de acomodación económica para no contaminar la misma fuerza de este gran Dios.

Se reconoce que un ser humano debe permanecer vivo cuando respeta al otro ser humano, cuando ama, cuando es conciliador de fases, cuando es conciliador de problemas y cuando ejerce un punto de tranquilidad en su hogar, en su trabajo o en todo su entorno.

Se reconoce que un ser humano debe permanecer vivo basado en el bien que haya hecho, en el bien que haya pensado, en el bien que haya decretado.

Se considera que debe permanecer un ser humano vivo cuando respeta a otros seres vivos de menor categoría y en evolución como los animales, las plantas y también se reconoce a un ser vivo cuando reconoce que todo ser vivo merece de un eterno respeto porque dentro de esa característica viva está el gran Dios.

Cada ser humano tiene un Dios interior y este Dios interior no morirá jamás.

Conscientes del infinito AMOR A DIOS.

Esperamos de ustedes una aproximación mayor a ÉL.

Confío que esta información sea provechosa en la búsqueda de sus ideales basados en la evolución y respeto, solo así alcanzaremos una gran sensibilidad y un alto grado del desarrollo del SER.

BRISSA AVHALON

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here